Actualidad

Budweiser confía en zombies para vender cerveza

Budweiser está contra las cuerdas en Estados Unidos. La popular marca de cerveza ha visto decrecer sus ventas desde que comenzó el siglo XXI y la irrupción de las cervezas artesanales en el mercado norteamericano le está generando grandes dolores de cabeza al gigante de las bebidas alcohólicas. Tantos, que ha decidido cambiar su estrategia comercial para poner en marcha una campaña de publicidad más agresiva, dirigida a un target muy específico y con una seña de identidad muy marcada.

Budweiser

Jay Z, música electrónica y zombies son algunos de los pilares sobre los que se va a asentar la nueva publicidad de Budweiser. En España nos puede sonar a chino pero la marca va a abandonar su tradicional anuncio navideño, protagonizado por caballos, por primera vez desde los años treinta. ¿Alguien se imagina un anuncio de turrones El Almendro que no dijera aquello de “Vuelve a casa por Navidad”? A cambio, la firma quiere esponsorizar certámenes de comida, festivales de música —en España es la imagen del Low Festival, en Benidorm— y centrar su mensaje en los jóvenes de 21 a 27 años.

Ese grupo es el nuevo target de Budweiser y la firma sabe que, para ganarse su favor, debe hacer pruebas para llamar la atención. Una de ellas fue la introducción de Bloodweiser en un bar el pasado Halloween. La mezcla de una Budweiser de toda la vida con colorante para alimentos dio lugar a una cerveza de color rojo que permitió al bar que hizo el experimento doblar sus ventas de Budweiser durante ese fin de semana tal y como informa el Wall Street Journal: de los tres barriles habituales se pasó a seis en poco más de 48 horas.

En España no tendremos la oportunidad de catar la Bloodweiser pero siempre nos queda la esperanza de que Zombie Blood se convierta en una realidad.

Previous post

Zombie Killers: Elephant's Graveyard llega a DVD

Next post

Huye del apocalipsis zombie en bicicleta

Jaume Esteve

Jaume Esteve

Coordinador de Contenidos de Zombeach, madridista y comeorejas profesional.