Cinco bromas zombies con muy mala leche

YouTube ha abierto la puerta, en los últimos años, a un buen número de vídeos pensados con un único fin: echarse unas risas. Y en Zombeach tenemos claro que, cada cierto tiempo, no hay nada como buscar bromas zombies para encontrarse con un buen puñado de vídeos, algunos de ellos con muy mala baba, que nos hacen pasar un buen rato. De hecho, en alguna ocasión os hemos mostrado bromas zombies, la última hace unos días obra de un grupo de profesionales de la mala leche que se llegó a inventar hasta una explosión en un pueblo de Italia para meter al personal todavía más en el papel.

Hoy os ofrecemos cinco bromas zombies, cada una con su punto de mala leche. Algunas se aprovechan de estar en entornos urbanos muy conocidos, ya sea en ciudades tan conocidas como Nueva York o Miami, otras juegan con ese punto de mala leche de contar con cómplices que ayudan a dar más verosimilitud al asunto. Especialmente trabajada es la broma de los tipos que simulan comerse a un bebé, raptado del carrito de una madre que también está compinchada con los bromistas.

El único problema relacionado con estas bromas es conocer dónde está el límite, no tanto del que la perpetra sino del que la recibe. Y como muestra no hay nada mejor que el tipo de la broma en el ascensor. Aguantad hasta el final y veréis lo que puede pasar cuando un tipo con poco sentido del humor y unas nociones de defensa personal te toca como compañero de fatigas. A nosotros no nos haría ninguna gracia estar en la piel del bromista en ese preciso instante.

Y recordad que estas bromas es mejor hacerlas con gente de confianza, que luego llegan los disgustos...

Es especialmente divertido ver a un grupo de tipos duros jugando a basket y saliendo despavoridos ante la presencia de un zombie.

Jaume Esteve