Terror Beach

Los payasos zombies vuelven a las calles

Se supone que los payasos arrancan risas y diversión. Sin embargo, también son los protagonistas de varias pesadillas, tal y como ha quedado demostrado en este clip de YouTube convertido en viral.

maxprank

DmPranksProductions, canal de YouTube dedicado a realizar bromas pesadas a la gente, ha publicado un video protagonizado por terroríficos payasos asesinos que ha causado el pánico entre los pobres incautos que se toparon con ellos en Las Vegas, al mejor estilo de It de Stephen King. Son ya perros viejos en esto de causar terror por las calles de Norte América, donde continuamente se dedican a preparan escenificaciones de asesinatos o suicidios, para asustar a las personas que pasen por la zona.

El vídeo publicado en YouTube nos muestra varias situaciones siniestras. En la primera, una joven entra en una tienda, en donde tras explorar el lugar se encuentra con un hombre en un charco de sangre. Dos payasos ocultos aparecen y causan el pánico en la joven. Es bastante fuerte, entrar en una tienda a comprar una pizza o un refresco y ver un cadáver en el suelo, tú en medio de dos psicópatas y tu mente solo va a pensar en “me van a matar y tengo que huir”.

Otra de las situaciones del video de YouTube muestra como dos jóvenes son detenidos por una patrulla, pero salen despavoridos, cuando dos payasos con apariencia de psicópata salen del vehículo de policía corriendo detrás de los dos jóvenes.

En definitiva, esta pareja de payasos, no son los que estamos acostumbrados a ver en los circos o ferias y desde luego no me gustaría cruzármelos por ninguna de las calles de mi ciudad, porque no sabría si están gastándome una broma o es algo real. ¿Cuántos no habéis pensado al entrar en un callejón oscuro que esto os podría suceder?

Previous post

Zombie-Run en la localidad andaluza de Baeza

Next post

What We Become muestra trailer lleno de zombies

Mauricio García González

Mauricio García González

Colaborador en Gaming Busters. Amante de los videojuegos y del cine.