Matemáticas contra el apocalipsis zombie

Matemáticas contra el apocalipsis zombie

El apocalipsis zombie llegará tarde o temprano pero el uso de las matemáticas quiere prevenir la posibilidad de morir por culpa de un virus o de un mordisco de algún infectado. Esa es la premisa con la que trabaja Robert Smith? —cuyo apellido se escribe con un signo de interrogación al final, tal como se lee— y que le ha llevado a escribir un libro, Mathematical Modelling of Zombies, en el que intenta buscar respuestas frente a una pandemia que levante a los muertos de sus tumbas.

Mathematical Modelling of Zombies

“Las matemáticas nos ayudan a prepararnos para lo desconocido. Si el ébola mutara en una nueva enfermedad podríamos hacerle frente porque ya hemos trabajado sobre otros modelos que no son reales”, explica Smith?. El académico añade que las matemáticas se utilizan para prevenir situaciones futuras y establecer protocolos de actuación: “Es necesario que el Estado sepa lo que tiene que hacer ante un ataque zombie. ¿Cerrará las escuelas? ¿Establecerá algún tipo de cuarentena? ¿O se arriesgará a perder a toda la población?

El estudio de Smith? le ha llevado, eso sí, a una conclusión funesta: la humanidad no duraría mucho más de seis semanas frente a una epidemia zombie. Para explicar su conclusión ha contado con la ayuda de Derek Wilson, profesor de química de la Universidad de York, que pone el ejemplo de la peste bubónica, responsable de decimar a la población europea siglos atrás: “Lo hizo de manera tan eficiente que su efecto no se extendió por completo porque mataba a la gente muy deprisa. Eso provocaba que la gente no estuviera infectada durante mucho tiempo. Si el infectado es un zombie, que ya está muerto, las posibilidades de contagio se multiplican”.

Visto lo visto, la única alternativa que nos queda a mano es el refugio zombie que os mostramos unas semanas atrás y que nos permitirá disfrutar del fin del mundo con una televisión y una Xbox en nuestro hogar.