¿Podría un zombie comerse a un oso?

¿Te has planteado alguna vez qué podría hacer un oso contra un zombie? ¿O cualquier otro gran depredador del reino animal? La respuesta es sencilla y ofrece un buen puñado de soluciones ante el caso de un supuesto apocalipsis zombie. Porque según la Federación Nacional de la Vida Salvaje de Estados Unidos, los osos, así como otros grandes animales de la pirámide alimenticia serían algunas de nuestras mejores armas en caso de tener que lidiar con un ejército de no muertos. ¿Por qué? Los zombies no dejan de ser "carne con patas" para estos animales, siempre alerta a la búsqueda de una nueva presa, y especialmente hambrientos antes de comenzar un periodo de hibernación.

Así lo asegura la Federación en un nuevo vídeo de la campaña que llevan a cabo para la preservación de la vida salvaje y que está aprovechando el inicio de la quinta temporada de The Walking Dead para hacer ruido a través de las redes sociales. Como se explica en este vídeo, y como detalla la Federación en la web de la campaña, los zombies no dejan de ser otra cosa que un gran contenedor sobre dos piernas y la naturaleza nos ha demostrado en más de una ocasión que "no desaprovecha ningún recurso". Los insectos más pequeños y los mayores depredadores serían amenazas más que suficientes para combatir esa invasión de seres humanos infectados.

¿Por qué, entonces, esta campaña? El impacto del ser humano sobre la vida salvaje del planeta se acrecenta día a día por lo que la Federación sabe que nunca está de más concienciar a la población al respecto. Como dice uno de los lemas de la campaña, más nos vale cuidar de los animales del planeta hoy porque, mañana, es más que probable que sean ellos los que tengan que cuidar de nosotros en circunstancias adversas.

Jaume Esteve