Actualidad

Simulan una invasión zombie en Estados Unidos

Los científicos de la Universidad de Cornell, en Nueva York, han presentado de manera oficial su tan esperado estudio de cómo sería un apocalipsis zombie. Para ello, han creado un simulador de Estados Unidos en el que podemos definir algunos parámetros de los zombies, como la velocidad a la que se mueven, o el ratio de mordiscos que realiza un de estos muertos vivientes.

Simulan una invasión zombie en Estados Unidos

Este simulador, que puede servir de minijuego a más de uno, nos deja comprobar en cuántas horas, hipotéticamente, Estados Unidos caería ante las hordas de zombies. “Hemos llegado a crear zombies a través de técnicas utilizadas para modelar enfermedades reales, aunque en un contexto más divertido”, ha explicado uno de los autores del estudio, Alex Alemi.

Zombietown USA, nombre que recibe el simulador, ha sido creado por el físico Matt Bierbaum basándose en la dinámica de Gillespie, con la que crea los supuestos casos que se darían en la realidad. “Simulan reacciones químicas, la desintegración radiactiva o en el caso de este estudio, los zombies”, explica uno de los involucrados en el proyecto.

Importa mucho el lugar en el que coloquemos al paciente cero. Con el primer click, estaremos desatando el caos en alguna población, pero si nuestra intención es ver todo el mapa de Estados Unidos invadido por los zombies, lo mejor es que vayamos a por las grandes poblaciones de la costa este. Si por el contrario decidimos que nuestro ejército de muertos vivientes debe comenzar su andadura en las Montañas Rocosas, pasarán muchas horas hasta que veamos las grandes ciudades arrasadas.

Previous post

Zombie Highway 2, mata zombies sin pisar el freno

Next post

Counter-Strike Nexon: Zombies añade nuevas modalidades

Carlos Aguado

Carlos Aguado

Colaborador en Gaming Busters como responsable de la coordinación editorial. Me encantan los videojuegos, las series, el cine, los cómics y los juegos de mesa. Salgo a correr de cuando en cuando y a subir alguna que otra montaña.