The Enemy: los zombis son nuestros mayores

The Enemy es una de las mejores pruebas de que la literatura esconde todavía algunos de los giros más interesantes que se pueden encontrar en el terreno del género zombie. Hace pocos días hablamos de The Rage, un cómic en el que la tradicional infección que asola a la Humanidad se ceba con los más pequeños lo que lleva al resto de la población a enfrentarse a un dilema: ¿es mejor tratar de contenerlos hasta que se encuentre una cura o se debe optar por acabar con todos los menores de nuestro planeta?

Charlie Higson The Enemy

Charlie Higson, escritor de The Enemy, ha planteado un mundo a la inversa. Uno en el que una enfermedad ataca a los adultos y los convierte en zombies de manual. Una enfermedad que pudre su cerebro y les hace comportarse como maníacos en busca de alimento sin que les importe lo más mínimo que sean personas. Pero uno de los rasgos distintivos de The Enemy, además de ese planteamiento inicial, es que la trama se reparte a través de una serie de libros que juegan con las convenciones temporales. En lugar de seguir un orden cronológico, Higson sitúa cada novela en diferentes momentos temporales lo que le permite jugar con el elenco de personajes que ha construido a lo largo de una saga que ya cuenta con siete libros.

En el mundo de The Enemy ya no son los adultos los que toman las decisiones. El Reino Unido se encuentra dominado por grupos de jóvenes organizados para hacer frente a la amenaza zombie, lo que supone un interesante soplo de aire fresco para el género y una idea que no nos extrañaría ver en televisión, o en las pantallas de cine, en un futuro cercano.

La última entrega de The Enemy, que lleva por subtítulo The Hunted, salió a la venta el pasado mes de septiembre mientras que la entrega que pondrá fin a la saga, The End, verá la luz en 2015. Se pueden comprar, en inglés, en este enlace.

Jaume Esteve