Una ecuación permite predecir la migración de los zombies

La teoría nos la sabemos al dedillo. Los zombies han invadido la Tierra y hay que buscar refugio en zonas seguras, sí. Pero ¿como predecir la migración de los no muertos para asegurarnos que evitamos zonas que vayan a estar especialmente pobladas por los no muertos? Varios modelos matemáticos han estudiado estos fenómenos para intentar predecir los flujos migratorios pero un profesor de matemáticas de Oxford, Thomas Woodley, cree que se ha pasado por alto un aspecto.

Migración zombie

Woodley lo describe como el "caminar aleatorio" y se refiere a un principio físico que describe cómo se esparcen las partículas de un zona de alta densidad a una zona de baja densidad. El concepto se originó en el campo de la física pero se ha extendido su uso a la química o a la biología. El principio explica que las moléculas se mueven de manera autónoma pero cuyas direcciones se vuelven totalmente aleatorias al chocar unas con otras. Aplicado a un ejemplo concreto, si tenemos un estallido zombie a 90 metros de distancia y la tasa de difusión de los no muertos es de 100 metros cuadrados por minuto podemos dar por hecho que los tendremos encima en unos 26 minutos.

La teoría de Woodley tiene una aplicación práctica: en lugar de parapetarnos en un lugar seguro y fortificarlo deberíamos convertirnos en nómadas y escapar constantemente de los zombies. "Si doblamos la distancia entre nosotros y los zombies les costará cuatro veces más llegar hasta nosotros", explica el matemático. La táctica tiene en cuenta siempre un escenario a corto plazo en el que la infección pueda ser controlada a tiempo porque si no, a largo plazo, no habrá lugar en el que esconderse de los zombies. Aunque puestos a construir una fortaleza, Woodley vuelve a avisar: es importante construir mecanismos que nos permitan alejarnos de los zombies de manera veloz para poner tierra de por medio entre ellos y nosotros.

Tagsecuacionmigracionzombies
Jaume Esteve