Una iglesia zombie se establece en Eslovenia

Una iglesia zombie se establece en Eslovenia

Eslovenia cuenta con una parroquia como ninguna en el planeta. La Iglesia Zombie de Ljubljana comenzó su actividad durante marzo de 2013 y se ha convertido en la quinta religión de Eslovenia si hacemos caso a las cifras que proporciona Rok Gros, fundador del movimiento y que asegura que son más de 10.000 los creyentes que se han sumado a esta comunidad. Los feligreses de la Iglesia Zombie se reúnen una vez por semana alrededor del Templo de la Corrupción, que no es otra cosa que el parlamento esloveno donde celebran una misa todos los miércoles y denuncian las malas prácticas de los políticos del país.

El objetivo de la iglesia zombie, según palabras del propio Gros, es “cambiar el mundo, y por ello estamos dando lo mejor de nosotros mismos”. La Iglesia Zombie se erigió en Eslovenia cuando la tasa de paro tocó techo en el país con un 13,6 por ciento y la crisis golpeó a la economía de tal manera que los rumores sobre un posible rescate se sucedieron continuamente durante varias semanas. Los seguidores de la iglesia tienen muy claro que han sido los políticos corruptos del país los que han llevado a la sociedad a esta situación. “En los 20 años que hace que somos independientes se han robado, y mandado fuera de nuestras fronteras, cerca de 75.000 millones de euros“, protesta Gros.

Las protestas de la Iglesia Zombie no son un fenómeno aislado. Un barómetro que mide la corrupción en todo el planeta certificó que partidos políticos, parlamentarios, miembros del poder judicial y funcionarios públicos sufrían de graves problemas de corrupción. Un 77% de los eslovenos considera que las medidas que el estado ha tomado contra la corrupción no han sido efectivas, de ahí la aparición de instituciones como la Iglesia Zombie. Cada miércoles, sus feligreses recuerdan a los políticos del país que están vigilados muy de cerca.