I Zombie te pone en la piel del no muerto

I Zombie te pone en la piel del no muerto

En I Zombie controlas a un no muerto que sólo tiene un objetivo entre ceja y ceja en cada uno de los escenarios en los que se ve encerrado: acabar con toda forma de vida tradicional. El juego está encuadrado dentro del género de la estrategia en tiempo real y supone un soplo de aire fresco para la temática de los no muertos, siempre tan proclive a los disparos en la cabeza y a la acción desmesurada. Hemos tenido buenos ejemplos en Call of Duty: Advanced Warfare o Dying Light, pero en Zombeach también disfrutamos de otras aproximaciones, como vimos en su día con MiniDayZ.

i zombie

Nos encontramos ante un título en el que tenemos el control de un zombie en un escenario en el que también coexisten otros humanos. Algunos son soldados, portan armas y nos dispararán al primer contacto con nosotros mientras que el resto, civiles, serán presas fáciles. Esas presas fáciles son nuestra principal arma en el juego: una vez que las mordemos se unirán a nuestra horda y nos ayudarán a limpiar la pantalla. Porque ese es el objetivo de la mayoría de las fases de I Zombie aunque hay algunas, algo diferentes, en las que tendremos que acabar con un científico en un tiempo determinado mientras nos mantenemos alejados del punto de mira de los soldados, cuyas armas acabarían con nosotros en pocos segundos.

Los no muertos de I Zombie tienen una característica muy peculiar: se curan solos pero cuando están heridos lo notan y se mueven más lentos. En definitiva, nos conviene tener a nuestros no muertos lo más saludables posible, aunque la frase pueda parecer una contradicción, para que puedan escapar en todo momento del punto de mira de los soldados que son la amenaza real a la que se enfrenta nuestro pequeño ejército zombie.

I Zombie está disponible en PC por un precio de risa. Por menos de 2 euros te puedes hacer con un título que, por lo menos, te va a brindar unas cuantas tardes de diversión mientras te comes el coco para saber cuál es la mejor manera de superar esa fase que tanto se te resiste.