San Valentín zombie en el cine

Hoy es San Valentín y de los muchos planes que puedes llevar a cabo, el de quedarse en casa viendo una película con una manta es uno de esos que tiene muchos puntos, a no ser que tengas que ir arrastrado, o convencido, a ver 50 Sombras de Grey, que todo puede ser. Pero en Zombeach siempre estamos por la labor de ofrecer alternativas a nuestros lectores y en una fecha tan señalada como esta hemos querido recopilar una pequeña selección de películas de zombies que dejan de lado el terror y abrazan el lado más cómico y, por qué no, también el romántico.

Os dejamos con nuestra selección de ocho películas para que este San Valentín sea inolvidable.

Shaun of the Dead. También conocida como Zombies Party en España. Sus creadores la publicitaron como "una comedia romántica con zombies" y trata, precisamente, de las peripecias que vive el protagonista para volver con su ex novia en medio de un apocalipsis zombie en pleno Londres. Sublime.

Zombie Honeymoon. En este caso dejamos de lado el componente cómico porque Zombie Honeymoon explora lo que le sucede a una pareja cuando uno de ellos se convierte, poco a poco, en un zombie.

Qué muerto de novio. Si la anterior era una cinta que abrazaba el drama, en esta tenemos una comedia en toda regla en la que un joven colado por una de las chicas más populares del instituto muere y volverá a la vida para conquistar su amor.

Mortal Zombie. Curt y Julie viajan en moto cuando un accidente de carretera acaba con la vida de la chica. Afortunadamente, el padre de Curt trabaja con un grupo de científicos para devolver a los muertos a la vida. ¿Qué podría salir mal?

Fido. Los humanos han ganado la guerra contra los zombies y han logrado adiestrarlos para que trabajen para ellos. Carrie Anne-Moss protagoniza esta simpática comedia que nos recuerda que los zombies también pueden tener sentimientos.

Memorias de un zombie adolescente. Uno de los últimos casos de películas basadas en literatura zombie se ha pasado abiertamente al lado de la comedia. En ella, los zombies son capaces de amar, tal y como lo demuestra el protagonista.

Boy eats girl. Hay comedias que, no por serlo, dejan de lado el gore y la casquería. Boy eats girl es una de ellas, una producción irlandesa en la que, una vez más, una pareja se ve rota por la muerte del novio. Afortunadamente, el chico vuelve a la vida gracias al vudú practicado por su madre aunque las cosas nunca volverán a ser las mismas.

L.A. Zombie. Cerramos nuestra lista con la propuesta más hardcore de cuantas hemos reseñado. El cine de Bruce LaBruce no es apto para todos los públicos ya que mezcla sexo explícito con zombies y L.A. Zombie no es el primer caso. Si quieres ver más material del estilo, no te olvides de Otto or Up with the Dead People.

Jaume Esteve