The Walking Dead empuja a Better Call Saul

Hay hechos que demuestran el éxito de una serie más allá de sus audiencias o de los índices de piratería que alienta. El de Better Call Saul es uno de los más significativos. La serie, el spin-off de Breaking Bad que AMC ha puesto en marcha este mismo fin de semana, se ha convertido en el debut de una serie con mayor audiencia de una televisión de pago en Estados Unidos y todo gracias a que el piloto se emitió después del capítulo de la serie de zombies que adapta los cómics de Robert Kirkman y que la audiencia decidió quedarse frente a la pantalla.

rick_grimes better call saul

Hasta 6,9 millones de personas vieron en primicia el primer capítulo de la nueva serie de AMC mientras que 15,6 millones lograr dar a The Walking Dead una de las mayores audiencias de la temporada. Las cifras demuestran que algo menos del 50 % de los televidentes decidió quedarse frente a la pantalla para ver el debut de Better Call Saul. Según The Verge, la audiencia de The Walking Dead es, de hecho, la mayor para un programa si no contamos la Super Bowl o las ceremonias de entrega de premios de lo que llevamos de 2015 aunque también es cierto que no ha logrado superar la mejor marca de la serie de zombies de AMC.

Colocar el estreno de una nueva serie después de una de gran audiencia no es una práctica nueva. Sobre el papel, la cadena espera aprovechar el torrente de espectadores que se han quedado hasta el final para tratar de enganchar a algunos de ellos y lograr subir las audiencias de cara a los siempre complicados primeros episodios.

Jaume Esteve
  • korso

    “y todo gracias a que el piloto se emitió después del capítulo de la serie de zombies” Claro seguro que el hecho de ser el spinoff de una de las series más vistas y reputadas de los últimos 15 años no ha tenido nada que ver.